Tecnicolor

un mundo iluminado

Los príncipes ya no son azules

fecha de publicación: 26/10/2013

ilustrador/es

Cuando P. J. O’Rourke dijo: “Ninguna mujer soñó jamás que alguien vestido como un liberal la arrojaría sobre la cama y la violaría”, quise gritar: “¡Habla por ti, querido! Estás muy poco cualificado para juzgar. ¿Cuándo estuviste por última vez en All Bar One con tus Spanx, presumiendo de culo?” En el mundo actual, esta idea trasnochada de qué hace a los hombres deseables para las mujeres es absurda y obsoleta: como demuestra el hecho de que normalmente sea gente de más de cuarenta años la que habla de ello. Para casi todo el mundo por debajo de esa edad, vivimos una época en la que realmente lo que hace a un hombre “alfa” es evitar peleas (el sistema legal es un coñazo, además de caro), ser divertido (estamos sentados sobre cincuenta años de anécdotas increíbles. Si hasta ahora no has descubierto un par de técnicas para contar un chiste, entonces eres un retrasado) y, además, saber cómo reinstalar el Adobe AIR cuando se cae el Twitter en tu portátil. Hablando en nombre de todas mis amigas, lo que queremos es un loco de la informática, educado y gracioso, con el que podamos quedarnos en casa, poniendo a parir a todos los gilipollas y esperando que se hagan las patatas asadas. Al cual, obviamente, le gustemos tanto que a menudo recorra el salón a cuatro patas croando: “Tengo que acostarme contigo ahora mismo o me volveré literalmente loco”. Comparado con esto, el Príncipe Azul parece un completo idiota.

Caitlin Moran , "Cómo ser mujer"

comparte esta ficha: Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Tecnicolor.es
Este es un sitio sin propósito comercial que tampoco incluye publicidad. Su única finalidad es la difusión cultural. Los derechos de autor de las ilustraciones mostradas y de las citas literarias pertenecen a sus autores y en su caso, a los editores, que son siempre citados a pie de ambas.
© Fernanda Medina. …quieres hablar conmigo?